Posts Tagged 'Urgencias'

Precariedad Mortal

En la consulta médica de urgencias de la Seguridad Social.

Aviso: dramatización (lo triste es que no sea 100% ficción)

Paciente 1: Hola buenas, venía a hacerme un chequeo a causa de un malestar general.

Doctor: ¿Cuáles son los síntomas?

P1: Pues tos seca, fiebre, mareos…

Dr: Baah, eso es un cuadro gripal estándar, quizás con estornudos de serie, pero sin más complementos. Tome un par de recetas pa ibuprofeno.

P1: ¿Así sin más? ¿No me va a auscultar…? ¿Mirarme la garganta…? ¿Ni siquiera tomarme la temperatura?

Dr: Nada nada, esto va así, cuando gripas… gripas. Me jugaría la casa de mi madre y los estudios de mis hijos a que acierto el diagnóstico.

P1: Vale, vale…

Dr: ¡Siguiente!

Paciente 2: Hola buenas quería hacerme unas pruebas para asegurarme de que no tengo nada grave. Sufro de tos aguda y unos pinchazos en los pulmones que no me dejan dormir.

Dr: Veamos… veo en su historial que ha estado tomando antidepresivos. ¿Algún motivo en especial?

P2: Sí bueno, he sufrido la pérdida de un ser querido.

Dr: Entiendo… Está usted como una rosa, puede irse.

P2: ¿Perdón?

Dr: Sí, sí, tooooodo es por su trauma. No hay duda. Tenga si quiere una receta para más antidepresivos. ¡Ah! Mira qué suerte, tenga también esta para ibuprofeno que tenía para limpiarme el culo en caso de emergencia. ¡Pero hoy he comido paella! ¡Siguiente!

Visitador Médico: (Asomándose a la puerta) Hola buenas tardes Tomás, venía a enseñarte muestras de mi último alijo. Esta mañana hemos dado el palo a unos jamaicanos y no veas qué cargamento llevaban.

Dr: (Levántandose y dirigiéndose a la puerta muy seriamente) Patxi… ¡mira que te lo tengo dicho! (mirándole duramente a los ojos) ¡Que esta es tu casa coño! ¡Pasa por favor! Ponte cómodo y tengamos un poco de intimidad, espera que cierre.

Media hora después…

Dr: (Apagando la colilla en el cenicero y apartando la nube de humo con la mano) Bueno bueno, tú como en casa, ya sabes, cuando quieras te pasas y echamos unas risas.

VM: ¡Con gusto! (abriendo la puerta) Vaya, sí que se ha hecho cola… (aguantando la risa).

Dr: ¡Siguiente!

Entra un hombre de mediana edad con un tenedor clavado hasta el fondo en el esternón.

Dr: A ver, ¿cuál es tu dolencia?

Paciente 3: Siento un dolor punzante en el pecho y me cuesta respirar, creo que este tenedor tiene algo que ver. Lo cierto es que me extraña seguir en pie.

Dr: Nada nada, esto lo único que demuestra es que te tienen que enseñar a usar los cubiertos. (Alcanzando el estetoscopio y auscultándole el pecho) Respire hondo. De acuerdo. Una pregunta, ¿es usted fumador?

P3: Pues… sí, pero, ¿es eso relevante?

Dr: ¿Eres médico? Anda deja el tabaco y ya verás como mejora eso. Coja del rollo una receta pa ibuprofeno si queda alguna ¡Siguiente!

Joven rastafari: Hola jefe. ¿Hay hierba?

Dr: Lo siento, se ha acabado el material, ¡más suerte otro día! ¡Siguiente! (Segundos de silencio…) ¡Quién sigue!

Jr: Jefe, no creo que estos pibes estén pa moverse solos.

El doctor se asoma y llaman su atención una pierna partida por la mitad, una cabeza abierta como una tapa de yogurt y un ojo en el suelo que, tras una perspicaz deducción, atribuye al hombre tuerto que tantea el suelo en la otra punta de la sala de espera.

Dr: Ya están los imbéciles de siempre con sus dolores imaginarios. ¡Por qué no dejarán de poner ‘Salvad al soldado Ryan’ los domingos por la noche!