Posts Tagged 'supersticiones'

Diez supersticiones absurdas

Adentrándome un poco en este curioso mundo, me llama la atención la seriedad con la que se toma mucha gente algunas de estas premisas, conocidas por todos. Aunque, bien pensado, algunas son bastante lógicas.

1-. La superstición lógica

“Mirar fijamentre a una persona produce mal de ojo o mala salud”.

Obviamente si vas a la calle San Francisco y no se te ocurre otra cosa que mirar fíjamente a la peña, bien de salud no acabarás.

2-. La superstición estúpida

“Abrir un paraguas dentro de una casa”

Más que mala suerte es que te puedes cargar el jarrón de la abuela. Amen de que es la cosa más estúpida que se puede hacer, a menos que tu casa sea de la inmobiliaria de Gil.

3-. La superstición cortante

“Romper un espejo”

A ver si va a tener consecuencias peores que la mala suerte, como un tétanos por ejemplo.

4.- La superstición del rodeo

“Cruzar por debajo de una escalera”

La otra opción es cambiarse de acera, tú mismo.

5.- La superstición racista

“Cruzarse con un gato negro”

Que si es un tigre no pasa nada eeh. Siemrpe que no sea negro…

6.- La supersrtición de la inquisición

“Estornudar”

Durante la Edad Media significaba que tu alma se escapaba, y si no tenías cerca a un amigo para que te dijera ‘Jesús’ y así evitarlo, pues como que a la hoguera, porque ya, sin alma…

7.- La superstición feliz

“Cuando una persona se rie mucho es que le espera algún disgusto o desgracia”

Pues ya podrían venirnos desgracias todos los días, lo bien que lo íbamos a pasar.

8.- La superstición inteligente

“Dejar las tijeras abiertas”

¿Quizás por miedo a perder un dedo? Sí que sería mala suerte sí…

9.- La superstición ecologista

“Matar a las golondrinas”

Vaya, ahora tendré que reprimir la tentación de apedrearlas cada vez que a mi balcón vuelvan sus nidos a colgar.

10.- La superstición discriminatoria

“Toparse con un tuerto al salir de casa por la mañana”

Lo siento señor, no me interesa lo que tenga que decirme, que no, que me importa una mierda lo que necesite, ¡no me mire que le arreo!

Son sólo algunos ejemplos, si se os ocurren más adelante.

Anuncios