Archive for the 'General' Category

www.parishiltonesuncardo.com

Este dominio web no existe a fecha de publicación de este artículo, pero animo a quien quiera a que lo registre, pues pasará a la lista de verdades irrefutables que circulan por la web, junto a mitos como “el erizo de los seguros merece morir”[1]. No voy a criticar la desparramada vida que lleva esta chica, ni a reirme de la autohumillación (con innecesarios beneficios económicos) que supone su ‘simple life’. En este caso lo que vengo a pedir es que se reconozca públicamente, como reza la falsa web que propongo en el título del artículo, que la pija más famosa del mundo es objetivamente fea.

No me limito a decir cosas como que me parece poco agraciada, o que yo particularmente no me la petaría. Digo simplemente que es un cardo. No es una opinión, como cuando un tal Daniel Rodríguez comentaba en una infame columna de ADN que “el Tour es Aburrido”[2], pues en al contrario que la diversión, la belleza tiene unos cánones. Cánones que quizás la multimillonaria barbie (en el más grotesco sentido de la palabra) cumpla en cuanto a cuerpo se refiere, pero que cuando levantas la vista más allá de sus tetas quedan reducidos al mismo polvo blanco que puebla sus fosas nasales.

Estoy hasta los huevos de ver cómo semejante bodrio humano es vendido como un mito erótico. Con tantas operaciones estéticas encima no me parece viable la plastificada cara de muñeca hinchable que gasta. Al nivel de sus equivalentes españolas Esther Cañadas o (espero perdonarme algún día por escribir este nombre en el blog) Yola Berrocal, la Hilton no ha conseguido más que empeorar lo que parecía humanamente imposible de empeorar.

Ojo, que no digo que pueda resultarle atractiva a algunas personas, que alguno habrá que se la beneficie agusto, pero por favor, hago desde aquí un llamamiento general a quien me lea, para que dejen de venderla envuelta en una erótica cortina de humo. Que no está buena, hostia.

Y no, paso de poner una foto suya en el artículo, porque me daría grima entrar en mi propio blog. Prefiero poner este monigote de goma que nada tiene que ver con el artículo.

Diez supersticiones absurdas

Adentrándome un poco en este curioso mundo, me llama la atención la seriedad con la que se toma mucha gente algunas de estas premisas, conocidas por todos. Aunque, bien pensado, algunas son bastante lógicas.

1-. La superstición lógica

“Mirar fijamentre a una persona produce mal de ojo o mala salud”.

Obviamente si vas a la calle San Francisco y no se te ocurre otra cosa que mirar fíjamente a la peña, bien de salud no acabarás.

2-. La superstición estúpida

“Abrir un paraguas dentro de una casa”

Más que mala suerte es que te puedes cargar el jarrón de la abuela. Amen de que es la cosa más estúpida que se puede hacer, a menos que tu casa sea de la inmobiliaria de Gil.

3-. La superstición cortante

“Romper un espejo”

A ver si va a tener consecuencias peores que la mala suerte, como un tétanos por ejemplo.

4.- La superstición del rodeo

“Cruzar por debajo de una escalera”

La otra opción es cambiarse de acera, tú mismo.

5.- La superstición racista

“Cruzarse con un gato negro”

Que si es un tigre no pasa nada eeh. Siemrpe que no sea negro…

6.- La supersrtición de la inquisición

“Estornudar”

Durante la Edad Media significaba que tu alma se escapaba, y si no tenías cerca a un amigo para que te dijera ‘Jesús’ y así evitarlo, pues como que a la hoguera, porque ya, sin alma…

7.- La superstición feliz

“Cuando una persona se rie mucho es que le espera algún disgusto o desgracia”

Pues ya podrían venirnos desgracias todos los días, lo bien que lo íbamos a pasar.

8.- La superstición inteligente

“Dejar las tijeras abiertas”

¿Quizás por miedo a perder un dedo? Sí que sería mala suerte sí…

9.- La superstición ecologista

“Matar a las golondrinas”

Vaya, ahora tendré que reprimir la tentación de apedrearlas cada vez que a mi balcón vuelvan sus nidos a colgar.

10.- La superstición discriminatoria

“Toparse con un tuerto al salir de casa por la mañana”

Lo siento señor, no me interesa lo que tenga que decirme, que no, que me importa una mierda lo que necesite, ¡no me mire que le arreo!

Son sólo algunos ejemplos, si se os ocurren más adelante.

UPV… V (Universidad Para Vascos… Vascos)

eotd

Todos los días se aprenden o se descubren cosas nuevas, pero sólo las verdaderamente importantes marcan tu vida. Un día miras las dos extrañas protuberancias que se extienden bajo tu cuerpo y comprendes que las puedes utilizar para caminar. Meses antes habías descubierto otras dos protuberancias más redondas en el pecho de tu madre que se habían convertido en tu fuente de alimento.

Años más tarde, tu vida pierde sentido cuando todo en lo que creías se viene abajo. Aquellos generosos abueletes de Oriente que tenían pasta para repartir juguetes por todo el mundo pero sólo podían permitirse un “tres camellos”, resultan ser nada más que una estafa llevada a cabo por tus padres quién sabe con qué perverso motivo.

Te sobrepones y vuelves a la escuela. Continúas años y años aprendiendo gilipolleces que un día comprendes a qué estaban orientadas. Eres mayor de edad (o casi) y te toca elegir una carrera. Condicionar tanto con quién y en qué modo pasarás el próximo lustro de tu vida, (emporrarse y jugar al mus en Leioa, emporrarse y jugar al mus en San Mamés, emporrarse y jugar al mus en Sarriko…) como tu futuro, aquello por lo que tus padres te llevaron un día, sin venir a cuento, a aquella cárcel llamada colegio. Tú escoges tu carrera, y te implicas en ella, en mayor o menor medida (voy a ser un poco ingenuo en este punto) y te marcas un camino a seguir en busca de aspiraciones profesionales

Pues bien, todo esto se va a la mierda cuando, cierto día de universidad, comprendes indignado que has dedicado cuatro años de tu vida a dar de comer a una piedra. Que has sido engañado, igual que cuando tus padres te asustaban hablándote de una turbia rata que hacía negocio con tus dientes. Te creías que ibas a ser el amo de la barraca, que ibas a tener tu título y te ibas a comer el mundo, y descubres que te han dado una chimbera de gomaespuma. Que estás en el País Vasco chaval, y esta universidad no es para los españolitos. Que aquí el castellano es una puta tapadera para que no acusen de radical al sistema de educación de la Comunidad. No quisiste ver la realidad y mirar al otro lado, a los que optaron, por convicción política, amor a su tierra, o simple presión familiar, por realizar la carrera en una lengua moribunda que sólo les cerrará puertas al extranjero, pero les abrirá todas las que la UPV te cerrará a ti.

Hoy te das cuenta de que el concurso publicitario en el que habías participado por mediación de la Universidad, y estaba organizado por un periódico de una importante tirada en el País Vasco (no DEIAré cuál es), resultaba ser una gala de premios para los alumnos del modelo de euskera por haber escogido tal opción de enseñanza, obviando la bochornosa calidad creativa de muchas de las piezas escogidas por un jurado que vilipendia la palabra ‘jurado’. Tu trabajo no vale nada, eres un marginado en esta universidad. Vas a terminar la carrera y van a preferir al alumno más mediocre de la UPV en cualquier puesto de trabajo antes que a ti. Sólo porque a ti no se te pone como el árbol de Gernika cuando ves una ikurriña.

Es entonces cuando te planteas salir fuera y te preguntas: si no vale la carrera de un español en el País Vasco, ¿valdrá la carrera de un vasco en España? Eso no lo sé. Aún no.

Precariedad Mortal

En la consulta médica de urgencias de la Seguridad Social.

Aviso: dramatización (lo triste es que no sea 100% ficción)

Paciente 1: Hola buenas, venía a hacerme un chequeo a causa de un malestar general.

Doctor: ¿Cuáles son los síntomas?

P1: Pues tos seca, fiebre, mareos…

Dr: Baah, eso es un cuadro gripal estándar, quizás con estornudos de serie, pero sin más complementos. Tome un par de recetas pa ibuprofeno.

P1: ¿Así sin más? ¿No me va a auscultar…? ¿Mirarme la garganta…? ¿Ni siquiera tomarme la temperatura?

Dr: Nada nada, esto va así, cuando gripas… gripas. Me jugaría la casa de mi madre y los estudios de mis hijos a que acierto el diagnóstico.

P1: Vale, vale…

Dr: ¡Siguiente!

Paciente 2: Hola buenas quería hacerme unas pruebas para asegurarme de que no tengo nada grave. Sufro de tos aguda y unos pinchazos en los pulmones que no me dejan dormir.

Dr: Veamos… veo en su historial que ha estado tomando antidepresivos. ¿Algún motivo en especial?

P2: Sí bueno, he sufrido la pérdida de un ser querido.

Dr: Entiendo… Está usted como una rosa, puede irse.

P2: ¿Perdón?

Dr: Sí, sí, tooooodo es por su trauma. No hay duda. Tenga si quiere una receta para más antidepresivos. ¡Ah! Mira qué suerte, tenga también esta para ibuprofeno que tenía para limpiarme el culo en caso de emergencia. ¡Pero hoy he comido paella! ¡Siguiente!

Visitador Médico: (Asomándose a la puerta) Hola buenas tardes Tomás, venía a enseñarte muestras de mi último alijo. Esta mañana hemos dado el palo a unos jamaicanos y no veas qué cargamento llevaban.

Dr: (Levántandose y dirigiéndose a la puerta muy seriamente) Patxi… ¡mira que te lo tengo dicho! (mirándole duramente a los ojos) ¡Que esta es tu casa coño! ¡Pasa por favor! Ponte cómodo y tengamos un poco de intimidad, espera que cierre.

Media hora después…

Dr: (Apagando la colilla en el cenicero y apartando la nube de humo con la mano) Bueno bueno, tú como en casa, ya sabes, cuando quieras te pasas y echamos unas risas.

VM: ¡Con gusto! (abriendo la puerta) Vaya, sí que se ha hecho cola… (aguantando la risa).

Dr: ¡Siguiente!

Entra un hombre de mediana edad con un tenedor clavado hasta el fondo en el esternón.

Dr: A ver, ¿cuál es tu dolencia?

Paciente 3: Siento un dolor punzante en el pecho y me cuesta respirar, creo que este tenedor tiene algo que ver. Lo cierto es que me extraña seguir en pie.

Dr: Nada nada, esto lo único que demuestra es que te tienen que enseñar a usar los cubiertos. (Alcanzando el estetoscopio y auscultándole el pecho) Respire hondo. De acuerdo. Una pregunta, ¿es usted fumador?

P3: Pues… sí, pero, ¿es eso relevante?

Dr: ¿Eres médico? Anda deja el tabaco y ya verás como mejora eso. Coja del rollo una receta pa ibuprofeno si queda alguna ¡Siguiente!

Joven rastafari: Hola jefe. ¿Hay hierba?

Dr: Lo siento, se ha acabado el material, ¡más suerte otro día! ¡Siguiente! (Segundos de silencio…) ¡Quién sigue!

Jr: Jefe, no creo que estos pibes estén pa moverse solos.

El doctor se asoma y llaman su atención una pierna partida por la mitad, una cabeza abierta como una tapa de yogurt y un ojo en el suelo que, tras una perspicaz deducción, atribuye al hombre tuerto que tantea el suelo en la otra punta de la sala de espera.

Dr: Ya están los imbéciles de siempre con sus dolores imaginarios. ¡Por qué no dejarán de poner ‘Salvad al soldado Ryan’ los domingos por la noche!

Txemari en la Casa Blanca

Ha llegado a mis oídos un rumor capaz de desestabilizar la continuidad espacio-tiempo si llegara a convertirse en realidad. Seguro que habrá quienes me tachen de exagerado, y es posible que tengan su parte de razón y me esté dejando llevar por el pánico. Pero es que es tan difícil no hacerlo…

Resulta que Jose Maria Aznar (sí, Txema, el ex de la Moncloa, el de no me toques los bigotes que te meto un ADM por el culo) tenía pensado lanzar su envite para la ocupación de la Casa Blanca. No, no hablo de un Golpe de Estado contra un negrito bonachón recién coronado Rey del Mundo. Ni tampoco de una película de Humphrey Bogart, ni de la ciudad que la da nombre. Hablo de elevar al máximo exponente la situación más nauseabunda que podamos imaginar: Txemari quería presentarse a la presidencia del Real Madrid.

Al parecer los estatutos del club le impiden embarcarse en su nueva campaña electoral debido a no tener la antigüedad exigida como socio del club (10 años). ¡Qué putada! ¿Es que no puede cualquier mingafría hacerse socio y ser madame de esa casa de putas de la noche a la mañana? Va a acabar resultando un putetxe con principios este Madrid… sino morales, al menos sí económicos. Tiene su lógica, puesto que no van a permitir saquear las arcas de la entidad a un tío que ayer animaba al Barça y mañana vestirá la bufanda de la Juventus. Si se roba que se robe en familia, y todo queda en casa.

El caso es que, cuando he recibido tal trágico proyecto de noticia, se ha producido en mi mente una trágica proyección: El político que más diarreas crónicas ha provocado a esta jodida nación, al mando del equipo causante del mayor número de vomitonas por metro cuadrado cuando sacan sus entrenamientos en Patera 3*. Sería como una especie de diabólico eje del mal futbolístico, un auténtico Nightmare Team al que sólo le faltaría fichar a Arizmendi para el extremo y a Salva Ballesta para la punta de ataque, para convertirse en una especie de Rey Midas del fascismo (ese que convertía en oro todo lo que tocaba).

En cualquier caso y gracias a Dios (mejor gracias a la fortuna, no cometamos el error de atribuir dotes divinas a los estatutos del Real Madrid), esa imagen es algo que, por el momento, no presenciaremos. Tal vez nuestros hijos, o quién sabe, los hijos de nuestros hijos, algún día tengan la desgracia de oir estas palabras: “Mire usted, esto ha sido un atraco, váyase señor colegiado, váyase”.

* patera porque está llena de gente sin hogar que no tiene más remedio que poner su vida a merced de marujas o marejadas para sobrevivir.